150 Ultimas

x fechas

Lista X orden alfabetico

Enlaces

+VISTAS

Varios


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

Carmel A-Cappella - Vivaldi (Vocal Only)

Una interpretación impresionante, la música es una obra maestra clásica. 
"A Cappella" es una expresión de origen italiano, también se utiliza en la mayoría de los idiomas occidentales, lo que significa la música vocal sin acompañamiento instrumental. 
En la esquina de a capella (en portugués, "la capilla") tiene su origen en la práctica del canto gregoriano, que no requiere la ayuda del órgano o cualquier otro instrumento, se ejecuta sólo por las voces de los monjes o clérigos que formaron un grupo musical llamado coro . 
A menudo los cantantes bajó del presbiterio y comenzó a cantar en una capilla lateral de la iglesia, de ahí el origen de la expresión. 
Ejemplos de composiciones de un motetes y madrigales a capella. 
Compositores como Mozart, Bach y Bruckner escribió mucha música para este capacitación. 
La técnica "a cappella" ha sido y todavía es utilizado en las iglesias. 
Además de los cantos gregorianos, la mayoría de la música del Renacimiento sagrado para coros polifónicos o grupos vocales también fue diseñado para ser cantadas "a capella".


Leer más...

Ludwig van Beethoven: Primer Movimiento de la Sinfonía nº 9 en Re menor, Op. 125

-



Orquesta Filarmónica de Berlín
Herbert von Karajan, director


Ningún compositor del Siglo XIX ha podido aislarse, por completo, de la influencia de Ludwig van Beethoven. El genio de Bonn fue un artista osado y temerario que se convertiría en el prototipo del hombre libre y soberano. Su Novena Sinfonía, en Re menor, Op. 125 "Coral" fue compuesta entre 1822 y 1824. El estreno tuvo lugar el 7 de mayo de 1824 en el Teatro de la Puerta de Carintia de Viena, bajo la dirección de Michael Umlauf, Kapellmeister de la orquesta del teatro. Beethoven simplemente pasó las páginas de la partitura pues ya estaba completamente sordo.


Los efectivos orquestales requeridos son: 
2 flautas, flautín, 2 oboes, 2 clarinetes, 2 fagotes, contrafagot
4 trompas, 2 trompetas, 3 trombones
triángulo, bombo, platillos, timbales y cuerdas
cuarteto de solistas vocales (SATB) y Coro mixto a 4 voces (SATB).

El proyecto de escribir una sinfonía con coros había rondado ya en la mente de Beethoven y de esta manera el músico pensó concluir con un coro religioso su Sinfonía Pastoral, pretensión que finalmente no se llevó a cabo. Existe lo que algunos analistas consideran que es una especie de boceto de la Novena Sinfonía y es la Fantasía para piano, coro y orquestade 1808. También se conoce que Beethoven, ya en 1793, mucho antes de que ésta coronase el último movimiento de la Novena, había pensado poner música a la Oda a la Alegría del poeta Schiller. La Novena se concluyó definitivamente diez años después de la Octava, lo que da idea del enorme tiempo de maduración de la obra. Fue terminada justo después de otra de las grandes creaciones de Beethoven, la Missa Solemnis, con la cual está emparentado el último movimiento de la Novena. La partitura fue editada en 1826 por la casa Schott de Maguncia con la siguiente dedicatoria: “A Su Majestad el Rey de Prusia Friedrich Wilhelm III”. La copia manuscrita de conserva actualmente en la Biblioteca Real de Berlín.

El Primer Movimiento, Allegro ma non troppo, un poco maestoso, está escrito en Re menor y un compás de 2/4. En él se anuncia y expone toda la compleja estructura de la obra donde la clásica sonata se caracteriza por un novedoso dispositivo formal donde la exposición y el desarrollo se encuentran unidos. En los primeros instantes los segundos violines y los violonchelos, en indecible espera, mantienen la quinta La-Mi en pianissimos trémolos, destacándose esas dos notas, en ritmo descendente, en primeros violines y violas. Hay una duda entre mantener la tonalidad mayor o menor y habrán de pasar aún cuatro compases decrescendo antes de que se despeje esa incertidumbre. 


Tras dieciséis compases se afirma en eltutti fortissimo la tonalidad principal, en una exposición temática enérgicamente declamada y repetida en Re menor, luego en Si bemol mayor, antes de que aparezcan los motivos secundarios. El primero se presenta, en Re menor, en los instrumentos de viento y el segundo es expuesto en terceras por flautas y clarinetes, en Si bemol. También en esta tonalidad aparece el tercer tema, repartido entre maderas y cuerdas arpegiadas en pizzicato. Se producen escalas en movimientos contrarios que se afirman en una imperante forma rítmica (corchea-semicorchea-fusa-corchea). Estas escalas son respondidas por violonchelos y clarinetes por una frase breve emparentada al segundo motivo precedente. A continuación, el ritmo, pianissimo, seguirá percutiendo desde la cuerda grave y se impone al tutti formando la conclusión de la primera parte del movimiento, a pesar de que otro tema suena a contratiempo. 


De manera inusual, esta parte no se repite sino que es reemplazada por una variante que hace las veces de elaborado desarrollo en base a reapariciones temáticas y rítmicas divididas y ricamente instrumentadas. Con esta peculiar elaboración se afirma particularmente el tono mayor, siendo ello causa de que en algunos manuales esta sinfonía se presente como en Re mayor. A continuación, una doble coda: Primera en mayor, con la primera trompa sobre el unísono del tutti inicial; la otra en menor sobre un cromatismo de cuerdas y fagotes cuando da la impresión de que la orquesta va a extinguirse. Aparece un nuevo motivo en las trompas, recogido luego por las maderas, cuya exposición devuelve por analogía el primer tema del movimiento, el cual concluye en unísono fortissimo.







Herbert von Karajan - Wikipedia, la enciclopedia libre

es.wikipedia.org/wiki/Herbert_von_Karajan
Herbert von Karajan, nacido Heribert Ritter Karajanis (Salzburgo, 5 de abril de 1908 - Anif, cerca de Salzburgo, 16 de julio de 1989), fue uno de los más ...




Leer más...